martes, 21 de abril de 2015

Página Principal

     ¡Bienvenidos!

        En este blog espero proporcionaros una imagen diferente y cercana del mundo del deporte. Me gustaría ofreceros opiniones, entrenamientos y algunos puntos de vista de la planificación deportiva. Igualmente, tendréis la oportunidad de leer a diferentes colaboradores que tendrán espacios personales para comunicarnos interesantes aspectos sobre psicología del deporte, nutrición/suplementación deportiva y música.



        Aunque tenía ganas de tener un blog, realmente la construcción de este se debe a uno de los objetivos más importantes al que se puede aspirar como deportista, realizar un Ironman. Quería aprovechar esta coyuntura e introducir algunas crónicas sobre las competiciones que iré disputando y algunas reflexiones que quizás os puedan interesar. Tras varios años compitiendo en diferentes pruebas de triatlón sprint y olímpico, ahora quiero dar el salto a la larga distancia. Un triatlón de larga distancia (Ironman) es una prueba que consta de tres disciplinas y se estructura de la siguiente manera: 3,86 km de natación, 180 km de ciclismo y 42,2 km de carrera a pie (maratón).

        El periodo preparatorio será duro y aquí os iré colgando algunas de las posibles pruebas a las que quiero aspirar este año y que me proporcionaran la preparación necesaria para el 27 de septiembre de 2014, día en el que se celebrará el Ironman de Mallorca. 





Espero que con vuestras visitas y comentarios lo hagáis crecer. Muchas Gracias por vuestra atención

 
Que tengáis un buen día #enjoychangeyourmind

domingo, 5 de octubre de 2014

Ironman. Mallorca





Antes de empezar me gustaría que le dedicarais un poco de vuestro tiempo a leer este pequeño texto. Yo tengo que confesar que lo he releído alguna que otra vez y sin duda muestra lo que para mi es el significado del éxito (aplíquese a todo en la vida).

Están los que usan siempre la misma ropa,
 los que llevan amuletos o se hacen promesas, 
los que imploran mirando al cielo y los que creen en supersticiones.  
Y están los que siguen corriendo, cuando las piernas le tiemblan.

Están los que siguen jugando cuando se les acabó el aire. 
Los que siguen luchando cuando todo parece perdido. 
 Ellos están convencidos de que la vida es un desafío en sí misma. 

Sufren pero no se quejan, saben que el dolor pasa, el sudor se seca, el cansancio se termina… Saben que hay algo que nunca desaparecerá: La satisfacción de lograr un sueño.

Sus cuerpos tienen la misma cantidad de músculos. 
Por sus venas corre la misma sangre.  
 Lo que los hace diferentes es su espíritu y la determinación para alcanzar la cima. 
Una cima a la que no se llega superando a los demás. Sino superándose a uno mismo.



El pasado sábado 27 de septiembre, la isla de Mallorca se vistió de gala para celebrar la primera edición del  Full Ironman en esta ciudad. La franquicia estadounidense apostó por celebrar una de las pruebas del campeonato de Europa en la isla.

El segmento de natación de 3.800 metros se realizó junto al Port d’Alcúdia, en la Bahía de Alcúdia, en un recorrido de dos vueltas. A las 7:35 a.m. nos dieron la salida. Inicio en el agua sin neopreno y con algunos nervios. Empieza la batalla con más de 3000 personas.  Los golpes y agarrones abundaron durante los primeros 1500. Después de nadar por encima de la espalda de algún participante, de manotazos y de algunos molestos alemanes/noruegos de 2 metros de altura, me encuentro nadando muy cómodo. Los metros pasan rápido, levanto la cabeza y me digo "Nene, no sabes dónde te has metido". La imagen es espectacular. Casi sin darme cuenta termino la primera vuelta, aunque hubo un momento de agobio, ya que sentí la picadura de una medusa en la pierna y poco más tarde en el hombro. En la segunda, disfruto de un ritmo rápido y salgo del agua en poco más de una hora, aunque con la transición y todo salgo sobre 1 hora y 10 minutos. 




 El tramo ciclista de 180km recorrió parte de la prueba 70.3 disputada el pasado mes de mayo. Cuestas empinadas y bajadas rápidas nos desafiaron por la zona  noroeste del circuito, entre las poblaciones de Pollença  y Campanet. El resto del segmento ciclista discurrió por zonas más o menos llanas y poblaciones como Can Picafort, Artà, Santa Margalida i Sa Pobla. Comencé la bicicleta y empecé a luchar pero con control y buen ritmo. Muy centrado en todo momento, con las ideas clarísimas y con una obsesión: Comer y beber bien. Tan solo el hecho de intentar los recorridos x separado suponia un reto. Supero los primeros 90 kilómetros muy rápido y cuando llego al 100 "levanto el pie del acelerador" y pienso en el puerto que nos esperaba sobre el kilómetro 120. Logro superarlo y lo termino muy entero. Ahora tocaba acoplarse y pedalear con viento de cara 55-60 kilómetros. Intento no excederme y me reservo para llegar con fuerzas a la T3.


La maratón tuvo lugar por la zona más turística de Alcúdia, en un circuito de algo más de 10km, en el cual tuvimos que dar 4 vueltas. Las calles repletas de gente animando hacen que me sienta pletórico. Comienzo con ritmo de maratón en 4 horas, error grandísimo, ya que en el kilómetro 28  el cansancio empieza a acusarse y me quedo sin reservas, además empiezo a notar como se me descompone el estómago, todo el día sin comer y manteniéndome con geles y barritas al final hizo mella. Como algo sólido, en poco tiempo se absorbe y empiezo a encontrarme otra vez bien.  Pronto termino las 3 vueltas y llego a la zona en la que me entregan la última goma, 7 kilómetros me separaban de meta y ahí pensé en todo lo que me había llevado a realizar esta dura prueba. Encaré los últimos metros súper emocionado y escuchando al speaker: ¡Francisco Tomás González, you are an Ironman!

   Yo tenía confianza y estaba preparado, pero si en algún momento dudé, él siempre estuvo para empujarme. Sin duda la línea de meta la crucé de su mano.

@frangonfer. Imágenes del tema: hdoddema. Con la tecnología de Blogger.